Eritropoyetina

Jeringa Prellenada

Principio Activo

Eritropoyetina 10000: Eritropoyetina 10000 UI 

Eritropoyetina 4000: Eritropoyetina 4000 UI 

Presentación

Eritropoyetina 10000 UI x 100 Jeringas Prellenadas

Eritropoyetina 4000 UI x 100 Jeringas Prellenadas

Indicaciones

La terapia con EPO está indicada en los pacientes portadores de insuficiencia renal crónica en etapa de sustitución de la función renal, pacientes tratados con antirretrovirales como la zidovudina, pacientes oncológicos que presentan aplasia de médula ósea por el tratamiento con quimioterapia o en pacientes que serán sometidos a procedimientos quirúrgicos.

Dosificación

La eritropoyetina puede administrarse por vía intravenosa o subcutánea. En  general, se administra por vía intravenosa a pacientes con acceso venoso disponible, como en el caso de pacientes que están recibiendo hemodiálisis, y por vía intravenosa o subcutánea a cualquier otro paciente.- Pacientes con insuficiencia renal crónica: Las dosis de inicio se encuentran dentro del rango de 50-100 UI/kg 3 veces por semana. Estas dosis han demostrado ser seguras y efectivas en aumentar el hematocrito y eliminar la dependencia de las transfusiones en pacientes con insuficiencia renal crónica. La dosis de eritropoyetina debe reducirse cuando el hematocrito se aproxima al 36% o aumenta más de 4 puntos en 2 semanas. La eritropoyetina puede ser administrada por inyección IV o SC. En los pacientes en hemodiálisis, la eritropoyetina, habitualmente, se administra en bolo IV al final del procedimiento dialítico. Durante el tratamiento, se recomienda controlar los parámetros hematológicos en forma regular. Evaluación pre-tratamiento del hierro: Previo y durante el tratamiento con eritropoyetina deben evaluarse los depósitos de hierro, incluyendo la saturación de transferrina y la ferritina sérica. La saturación de transferrina debe ser al menos del 20%, y la ferritina de al menos 100 ng/ml. En general, todos los pacientes requerirán suplementación con hierro para aumentar o mantener la saturación de transferrina, lo que sustentará adecuadamente la eritropoyesis inducida por la eritropoyetina. Ajuste de dosis: Se requiere un período de tiempo para que los progenitores eritroides maduren y sean liberados a la circulación. Además, la vida media de los glóbulos rojos puede variar debido a la uremia. Esto determina que el período de tiempo requerido para alcanzar un cambio clínico en el hematocrito (aumento o descenso) para cualquier ajuste de dosis sea de 2 a 6 semanas. Los ajustes no deben ser más frecuentes que una vez por mes, a menos que exista una indicación clínica. Después de un ajuste de dosis, el hematocrito deberá ser determinado en forma semanal durante al menos 2 a 6 semanas. Si el nivel de hematocrito aumenta y se acerca al 36%, la dosis deberá reducirse para mantener el hematocrito dentro del rango sugerido. Si este descenso de dosis no detiene la elevación del hematocrito y éste excede el 36%, la dosis deberá ser suspendida en forma temporal hasta que el hematocrito descienda, comenzando nuevamente la terapia a dosis menores. En cualquier momento, si el hematocrito aumenta en más de 4 puntos en 2 semanas, la dosis deberá descenderse inmediatamente. Luego de la reducción de La dosis, se monitorizará el hematocrito 2 veces por semana y se evaluará la necesidad de nuevos ajustes de dosis, tal cómo se menciona en el apartado “Dosis de mantenimiento”. Si el incremento del hematocrito no es de 5-6 puntos en un período de 8 semanas y los depósitos de hierro son adecuados, la dosis de eritropoyetina puede incrementarse progresivamente. Podrán realizarse más incrementos en intervalos de 4-6 semanas hasta alcanzar la respuesta deseada. Dosis de mantenimiento: La dosis de mantenimiento deberá individualizarse para cada paciente en diálisis. Si el hematocrito permanece bajo o por debajo del rango sugerido, deberán reevaluarse los depósitos de hierro. Si la saturación de transferrina es menor al 20%, se administrarán suplementos de hierro. Si la saturación de transferrina es mayor al 20%, la dosis de eritropoyetina puede ser incrementada. Estos aumentos de dosis no deben realizarse con una frecuencia mayor a una vez por mes, a menos que esté clínicamente indicado. El hematocrito deberá determinarse en forma semanal por las siguientes 2-6 semanas después de un aumento de dosis. En pacientes con insuficiencia renal crónica en diálisis, la dosis de mantenimiento deberá individualizarse. Dosis de eritropoyetina de 75-150 UI/kg por semana han mostrado mantener el hematocrito entre 36 -38% hasta por 6 meses.- Pacientes quirúrgicos: Antes de comenzar la terapia con eritropoyetina, la hemoglobina debe estar entre 10 y 13 g/dl. La dosis de eritropoyetina recomendada es de 300 UI/kg/día SC 10 días antes de la cirugía, el día de la cirugía y hasta 4 días después de la misma. Un esquema alternativo es 600 UI/kg de eritropoyetina SC en una dosis semanal (21, 14, y 7 días antes de la cirugía) más una cuarta dosis el día de la operación. Todos los pacientes deben recibir una suplementación adecuada de hierro. El aporte de hierro deberá iniciarse al comienzo de la terapia con eritropoyetina y continuar durante todo el tratamiento.

Contraindicaciones

Hipertensión arterial no controlada. Hipersensibilidad reconocida a alguno de los componentes del producto.

Reacciones adversas

Inmunogenicidad :Al igual que lo que sucede con todas las proteínas que se utilizan en forma terapéutica existe la posibilidad de desarrollar inmunogenicidad. Se han reportado algunos casos de APCR (aplasia pura de células rojas) asociados a anticuerpos neutralizantes con el uso de eritropoyetina humana recombinante. Estos casos se observaron en pacientes tratados tanto por vía SC cómo IV y, predominantemente, en pacientes con IRC. - Pacientes con falla renal crónica :El análisis de los estudios indica, en general, que la eritropoyetina es bien tolerada. Los efectos adversos reportados son frecuentemente secuela de la falla Renal crónica y no se pueden atribuir, necesariamente, a la terapia con eritropoyetina. Los eventos adversos que ocurrieron dentro de las primeras horas después de la administración de eritropoyetina fueron raros, moderados y transitorios, incluyendo Reacción local en el sitio de inyección en pacientes en diálisis y síntomas seudogripales como artralgias y mialgias. Hipertensión: Se han reportado aumentos de la presión arterial en algunos estudios clínicos, comúnmente, durante los primeros 90 días de tratamiento. En forma ocasional, se observaron encefalopatía hipertensiva y convulsiones en pacientes con IRC en tratamiento con eritropoyetina. Hubo una tendencia a presentar mayor probabilidad de eventos adversos hipertensivos en pacientes que presentaban incrementos más rápidos del hematocrito (mayor a 4 puntos porcentuales en 2 semanas). Convulsiones: Parece haber una tasa mayor de convulsiones durante los primeros 90 días de terapia (en aproximadamente el 2,5% de los pacientes) cuando se compara con períodos subsiguientes de 90 días. La incidencia basal de convulsiones en la población en diálisis no tratada es difícil de determinar, pero parece estar en el rango del 5% al 10% por pacientes por año. Reacciones alérgicas: No se observaron reacciones alérgicas o anafilácticas serias. Se observa, en general, rash o urticaria, aunque poco frecuentes, y moderados y transitorios.

Producto medicinal.

Manténgase fuera del alcance de los niños.

Fabricado por: LABORATORIOS CLAUSEN S.A. 

Montevideo, Uruguay

Este sitio web contiene información sobre productos que está dirigida a una amplia gama de audiencias y podría contener detalles de productos o información que podrían no ser válidas en su país. Favor tener en cuenta que no asumimos ninguna responsabilidad por haber accedido a dicha información que podría no cumplir con algún proceso legal, regulación, registro o uso en su país de origen.

 

©2020 por Megalabs.

Logo YoutubeB.png